Charla esencial para productores y bodegas. Se realizará en La Enoteca
El próximo jueves 9 de diciembre, a las 17, en La Enoteca (Peltier 611, Mendoza) se realizará un encuentro que busca poner en común información sobre la medición de Huella Hídrica y herramientas de gestión para la eficiencia en el riego. Las empresas Circular Carbón y Kilimo explicarán qué es y cuáles son los beneficios de medir la Huella Hídrica y qué herramientas brindan soluciones a problemas de escasez y eficiencia en el riego. El evento es abierto y gratuito y está dirigido a productores y bodegas. Inscripciones en Eventbrite

Ciencias Agrarias corona el 2021 con oro, plata y bronce en sus aceites de oliva

Se va terminando el año y la Facultad de la UNCUYO sigue cosechando premios internacionales por la calidad de sus productos. Además estreno nueva marca: «Oculto».

La Facultad de Ciencias Agrarias reafirma la calidad de sus aceites de oliva con nuevas medallas obtenidas en premios internacionales y con una nueva marca para sus productos.

Así la UNCUYO se llevó el oro por la variedad Oculto Arauco y el bronce con Oculto Blend en la primera competencia internacional en la Ciudad de Buenos Aires «BAIOOC». Este encuentro convoca a un jurado internacional de expertos en Aceites de Oliva Virgen Extra quienes catan y puntúan las muestras enviadas por productores de todo el mundo y galardonan de acuerdo a la Calidad Sensorial de los AOVEs.  

Asimismo la variedad Oculto Arauco se consagró con el Gran Prestigio Oro/ Gran Prestige Gold 2021 en el Concurso internacional de Aceites de Oliva Virgen Extra en Sudamérica, Centro América y el Caribe «Olivinus». También se llevaron el Oro / Gold 2021 el Oculto Frantoio y el Oculto Blend de este Premio que busca concientizar anualmente sobre los efectos benéficos del Aceite de Oliva Virgen Extra en la Nutrición y la Salud, permitiendo que los principales expertos argentinos y mundiales, describan los mejores AOVE de acuerdo a su calidad certificada.

Por último la Facultad mendocina se llevó el primer y segundo puesto en Argoliva, evento internacional que busca, a través de sus distintas actividades, fortalecer y promover el desarrollo del sector olivícola, permitiendo la participación activa de los distintos actores públicos y privados en un espacio único de profesionalismo e intercambio de experiencias.

Oculto, la nueva marca de la Facultad de Ciencias Agrarias (UNCuyo)

En la categoría de Pequeñas Producciones la variedad Oculto Blend recibió el primer lugar en el Grupo III Frutados Verdes Armargos/ Picantes Ligeros. Y Oculto Arauco se quedó con el segundo lugar en el Grupo I de Frutados Verdes Amargos/ Picantes Intensos y en el Grupo II de Frutados Verdes Amargos/ Picantes Medios. 

Al respecto la coordinadora del Sector Agroindustrial y directora técnica de la Fábrica de la Facultad, Mónica Mirábile, puso en valor el esfuerzo conjunto que lo hace merecedor de estos reconocimientos internacionales. Resaltó que si bien ella es la responsable de la producción, «este trabajo empieza con los productores en el campo, con la calidad tan cuidada de las aceitunas, con el equipo de trabajo de la fabrica de la Facultad del personal de apoyo donde también trabajan algunos estudiantes», señaló. Dijo a su vez que cuentan con el apoyo de proveedores de insumos, con gente del medio que ayuda con mantenimiento y con el equipo de Marketing del CICUNC que desarrolló las etiquetas.

Mencionó que el Laboratorio Sensorial de la Facultad Panel de Cata Mendoza de Aceite de Oliva, homologado por el COI y dirigido por Verónica Araniti con la colaboración de Florencia Cruz Azcurra, ayuda a hacer las evaluaciones sensoriales, delinear los cortes y asesorar en la presentación de los concursos.

Marca

La sinergia entre sus hacedores y el área de Marketing del CICUNC dio lugar a la creación de la denominación de Oculto para el aceite de oliva. Su nombre se debe a la ubicación de la fábrica, “escondida” en Chacras de Coria. “Entre Almirante y Cacique, busca el viejo molino, donde maestro y aprendiz, comparten camino” rezan las páginas del libro antiguo impreso en la etiqueta, como un acertijo que revela a quienes lo descifran la dirección de la fábrica. Por eso incluye la referencia al molino de la Quinta Agronómica que hoy descansa en su nueva locación en Chacras.

El diseño es una verdadera obra de arte ilustrada que semeja una vieja enciclopedia del siglo XIX. E incluye una recreación del escudo de la UNCUYO con sus signos más representativos: el libro, el cóndor y las montañas, unidos a una rama de olivo que envuelve toda la etiqueta.

La Mantis, es un Pet Nat elaborado con uvas chardonnay provenientes de viñedos orgánicos propios ubicados en Maipú, Mendoza
Se trata de un vino elaborado bajo el método ancestral Petillant Naturel, cuya principal característica es que la fermentación comienza en tanques y cuando el vino llega a un nivel de azúcar residual de 20 grs por litro, se embotella. Una vez en la botella, completa allí su fermentación en contacto con las levaduras autóctonas, es decir, no se clarifica, lo que explica la turbidez característica de este método.  El resultado es un espumante con 9 gramos de azúcar natural y una burbuja sumamente elegante y delicada.
 
Para Eliana Maldonado, Enóloga a cargo de la elaboración de espumantes en Bodega Santa Julia: “Es un desafío elaborar este estilo de vinos, ya que requiere un cuidado muy especial de la uva y un seguimiento minucioso de la fermentación. Nada se le agrega, nada se le quita, es la evidencia de que, para Santa Julia, no hay una sola manera de interpretar los vinos”.
 
El vino se presenta con un color amarillo y destellos dorados. En nariz nos recuerda a flores, frutas blancas tropicales y piel de naranja. En la boca, se destaca la frescura, con una acidez refrescante y vivaz, acentuada por las burbujas delicadas. Elegante final.  
 
De esta manera, La Mantis completa el rango de vinos naturales de Bodega Santa Julia, y se suma a etiquetas como El Burro Malbec, La Oveja Torrontés y El Zorrito Chardonnay. Se encuentra disponible en vinotecas a un precio sugerido de $ 1.450.
6/12: Experiencia Riccitelli en Aldo’s Restorán con el chef Juan Ventureyra
El próximo lunes la experiencia de Riccitelli Wines y Riccitelli Bistró se traslada a Aldo’s Restorán con la visita del prestigioso winemaker Matías Riccitelli y el destacado chef Juan Ventureyra. A las 18:45 se realizará una degustación de seis vinos con cupos limitados ($3.500) y a partir de las 20 hs se podrá disfrutar de un menú por pasos con maridaje de vinos, exclusiva para 40 personas ($5.900).

 Buenos Aires, noviembre 2021 – El próximo lunes 6 de diciembre, en Aldo’s Restorán se vivirá una experiencia enogastronómica sin precedentes: Riccitelli Wines y Riccitelli Bistró se apoderarán del espacio para ofrecer una cata y un menú por pasos imperdible para apasionados del vino y la buena gastronomía. En esta fecha especial, Aldo Graziani recibirá al reconocido winemaker Matías Riccitelli –uno de los protagonistas de la viticultura nacional, destacado como «Enólogo del Año» en la edición 2021 de la guía de vinos Descorchados– quien llegará junto a Juan Ventureyra, el talentoso chef detrás del bistró de la bodega, uno de los restaurantes más prestigiosos de Mendoza.

A las 18:45 hs, Riccitelli guiará una degustación de seis vinos que sorprenden por su estilo y consistencia, relfejando la tipicidad de distintas cepas en diferentes regiones del país. Se degustará Matías Riccitelli Old Vines from Patagonia Chenin Blanc 2020, Matías Riccitelli Vino de Finca Sauvignon Blanc de La Carrera 2020, Matías Riccitelli Old Vines from Patagonia Semillón 2020, Matías Riccitelli Old Vines from Patagonia Pinot Noir 2019, Matías Riccitelli Old Vines from Patagonia Bastardo 2021 y Kung Fu Criolla 2021 de Gualtallary. Incluye tapeo y tiene un valor de $3.500 por persona.

A partir de las 20, el chef Ventureyra comandará una cena exclusiva para solo 40 comensales que incluirá seis pasos maridados por vinos de la bodega. Su propuesta gastronómica deleita con sabores autóctonos, a partir de vegetales de estación, especias y hierbas de la huerta de Riccitelli Bistró. La experiencia se podrá disfrutar por $5.900 por persona. 
Aldo’s Winemaker Dinner – Riccitelli Bistró
 
Snack 
Tempura de seso, gremolata y ajenjo 
Kung Fu Pet Nat
 
 
Primero 
Gazpacho, salicornia y chenopodium
 
Old vines Chenin Blanc 2020
 
 
Segundo
Quesillo de cabra, cereza, crisantemo
 
Vino de Finca Sauvignon Blanc 2020
 
 
Tercero 
Huevo, maíz y nduja
 
Old Vines Bastardo 2021
 
 
Cuarto
Burger, alcaparra y ají
 
Kung Fu Criolla 2021
 
 
Quinto
Carrillera, mostaza y maní
 
República Malbec 2017
 
 
Sexto
Durazno, nuez, huacatay y algarroba
 
Riccitelli Vintage 2018
 
 
 
$5.900 por persona
 
 (Cupos limitados: 40 lugares)
 
Info y fotos: Aldo’s Restorán (Buenos Aires)
Investigadores de la UNCuyo desarrollan uno de código abierto para la industria del vinoAdjuntos
Productores pequeños podrían mejorar su productividad; es portátil, de bajo costo e inédito

Investigadores de la UNCUYO se encaminan hacia el desarrollo del MultiSpec Wine Lab, un colorímetro multiespectral, portátil y de bajo costo que puede ayudar en la determinación analítica del color del vino. Tiene prestaciones que se asemejan a las de un espectrofotómetro, utiliza tecnología libre y es inédito en el mercado comercial.

En la industria vitivinícola, los espectrofotómetros se utilizan para hacer seguimiento de la maduración de la uva, controlar el proceso de fermentación y analizar algunos parámetros del vino; sin embargo, son equipos muy costosos que devienen en una tecnología a la que pocos pueden acceder. Atentos a esta realidad, un equipo de investigadores de la UNCUYO se propuso diseñar y desarrollar un colorímetro visible-UV de código abierto, portátil y de bajo costo, para determinaciones analíticas en general, y análisis de color de vino en particular.

Según explicó el director del proyecto, Pablo Cremades, con este colorímetro multiespectral los pequeños productores vitivinícolas podrían mejorar su competitividad y muchos laboratorios de química analítica también podrían verse beneficiados. Bautizado con el nombre de MultiSpec Wine Lab, el equipo consta de una fuente de luz multiespectral, sin partes móviles, basada en tecnología LED que permite seleccionar la longitud de onda (color) de trabajo electrónicamente. 

El propósito es aportar al desarrollo científico y tecnológico de un instrumento de medición de espectrometría inédito en el mercado comercial y con prestaciones que se asemejan a las de un espectrofotómetro, pero bajo el paradigma de tecnología libre. “Si bien no puede reemplazar a un espectrofotómetro, esperamos que pueda servir para que el productor pueda hacer un seguimiento del color del vino, que luego se complemente con una determinación más precisa en algún laboratorio especializado”, señaló Cremades, investigador y doctor en Ingeniería.

También enfatizó que toda la información sobre el colorímetro multiespectral está disponible en un repositorio y protegida con una licencia libre para que cualquier persona con algunas habilidades técnicas pueda replicar, modificar y mejorar el equipo. Además, se refirió a su uso didáctico en materias afines a la Química Analítica: “Dado que el diseño es libre y abierto, se pueden diseñar prácticas de laboratorio en las que convergen saberes de distintas disciplinas como Física, Química, Electrónica y Matemática”.

Avances fundamentales para el diseño de la etapa óptica

El trabajo se gesta puertas adentro del Laboratorio de Tecnologías para la Enseñanza de Ciencia (LITEC) de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEN), espacio que está en proceso de formación. “Aún estamos trabajando en el diseño y realización de experimentos de óptica para determinar algunos parámetros necesarios para el diseño final del equipo. Esperamos concluir antes de fin de año para tener el prototipo del MultiSpec Wine Lab armado”, apuntó Cremades.

“Uno de los resultados alcanzados es el desarrollo de un módulo que nos permite utilizar el espectrofotómetro que existe en la Facultad, para medir el espectro de emisión de los LEDs», indicó el director. De esta manera, pueden caracterizar los dispositivos y seleccionar los que son más adecuados para el MultiSpec Wine Lab. «Este resultado también es un aporte valioso al proyecto del colorímetro que hemos desarrollado, ya que ahora es posible seleccionar fuentes de luz LED para medir a distintas longitudes de onda”, agregó el docente de Física.

A su vez, a futuro, el equipo se propone poner a punto la técnica para determinar el color de vino. “Las técnicas espectrofotométricas son de utilidad en muchos ámbitos y, en particular, desde la Red de Tecnologías Libres para Educación, Investigación y Ciencia Comunitaria en Latinoamérica (REGOSH) estamos trabajando en tecnologías libres para acompañar la transición a la agroecología en comunidades campesinas y estamos utilizando colorímetros para hacer análisis de suelos y agua”, puntualizó el investigador.

Otros detalles de la investigación

Todo el proceso de desarrollo se va registrando periódicamente en el mismo repositorio de acceso libre donde estará disponible el producto final. “Esto constituye un instrumento de evaluación continua del proyecto muy valioso para nosotros. Además, el repositorio facilita la colaboración, porque se pueden hacer contribuciones o copiar el proyecto e iniciar una nueva línea de trabajo derivada de la actual”, consideró Cremades.

Para encarar la investigación, recibieron financiamiento de la Secretaría de Investigación, Internacionales y Posgrado (SIIP) del Rectorado (proyecto bienal tipo 1 aprobado en 2019). Además obtuvieron fondos de la Shuttlerworth Foundation y del programa de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (CYTED), a través de la reGOSH de la que Cremades forma parte.

Los resultados obtenidos hasta el momento han sido presentados en el Primer Congreso Interuniversitario de I+D+i de Mendoza, en las Primeras Jornadas Internacionales de Conocimiento Científico Técnico, y en el Cuarto Seminario en Desarrollo Territorial y Agregado de Valor.

Conforman el equipo de trabajo, la docente e investigadora del Laboratorio de Biología Molecular de la Facultad de Ciencias Agrarias, Diana Segura (codirectora); los estudiantes avanzados de las Licenciaturas con orientación en Física y Química de la FCEN, Maximiliano Ventura y Dalma Olima, respectivamente; y el ingeniero del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Martín Fanzone. A su vez, el proyecto articula acciones con el espacio curricular Física Experimental II, que coordina la docente María Cecilia Fernández Gauna.

Texto y foto: Prensa: UNCuyo

Referentes de la Facultad de Ciencias Agrarias, de Mendoza, y el equipo de marketing del CICUNC trabajaron para darle una nueva identidad a estos productos. El lanzamiento y de las historias y narrativa de cada nuevo diseño y nombre.

 

Hito para la UNCUYO: nuevas marcas para vinos y aceites de oliva de la Facultad de Ciencias Agrarias

Nuevas identidades para vinos y aceites de oliva de la Facultad de Ciencias Agrarias


«Que la calidad de los aceites de oliva –premiados a nivel internacional- y el nivel de los vinos de la Facultad de Ciencias Agrarias estén en sintonía con su vestidura y denominación fue la inquietud que motorizó un trabajo profesional y minucioso que llevó a una labor en equipo durante muchos meses», indica la información de prensa de la Universidad Nacional de Cuyo. «La sinergia entre sus hacedores y el área de Marketing del CICUNC dio lugar al gran acontecimiento: la creación de una nueva línea de marcas para los productos de la UNCUYO».

La presentación se realizó en uno de los predios de la Facultad, ubicada en Mayor Drummond, Luján de Cuyo, ante autoridades y comunidad de la Universidad, especialistas de la industria vitivinícola y olivícola, y periodistas. La síntesis de los expositores: el resultado final de la sinergia entre los vinos Gran Nerdo y Preguntón, el espumante 18 Nerdos y el aceite de oliva Oculto.

“Pensamos que teníamos que hacer una revisión de lo que los hace únicos a estos productos. En principio, algo clave, que son de la UNCUYO, y todos sabemos lo que es para la comunidad el sentido de pertenencia. Después empezamos a indagar en la historia y nos encontramos con que la Facultad de Ciencias Agrarias tiene una historia abrumadora, tremenda”, comentó Facundo Pauzoca, director de Marketing del CICUNC –Comunicación y Medios de la UNCUYO-, acerca de cómo se inició el branding que le daría nueva identidad a estos productos en cuyas etiquetas se lucen ilustraciones originales.

“Planteamos una línea histórica para el desarrollo narrativo de la marca. Desde las raíces de Mendoza como capital vitivinícola y la llegada de gente con pasión, ideas, bibliografía, todo contado a través de imágenes de archivo, hasta llegar a los nuevos estudiantes”, remarcó Pauzoca, que encaró este trabajo desde el CICUNC, coordinado hoy por Yamila Meljim,  que tuvo entre sus artífices a la publicista Pamela Peterle y a la diseñadora Silvina Barbanente.

Luego, detalló los hitos y el archivo que se vio reflejado en las líneas de vino con homenajes al Gran nerdo, a los primeros 18 ingenieros agrónomos de la UNCUYO –y del país- y a los más jóvenes y preguntones”. También, lo que se hizo con los aceites de oliva, en donde contó que la gran pregunta que motorizó su nueva denominación y vestidura fue qué tienen “oculto”, que los hace únicos.

Sinergia, clave en el trabajo de equipo

 El secretario administrativo financiero de la Facultad de Ciencias Agrarias, David Martín, precisó detalles del proceso de nueva identidad para los productos «De la Facultad» que se producen desde hace décadas esta Unidad Académica. Destacó, primero, que fue un proyecto enmarcado en la impronta de gestión que encabeza la decana María Flavia Filippini, para “asumir un uso responsable de los recursos de la universidad pública pero manteniendo la mística, impronta e historia de la Facultad, que genera espacios para aprender haciendo, un compartir el aprendizaje que los vuelve únicos».

Luego, dijo que en estos diseños “se han reflejado las ideas, el contenido, la historia», y que la receta para llegar hasta ellos fue «el trabajo de un equipo enorme, que en su mayoría se hizo en plena pandemia”.

“El trabajo en las raíces de la finca, y quienes no han parado, mientras trabajábamos en las ideas en pandemia,  para que el campo siguiera produciendo, y después  el de la fábrica y bodega, la cocina de esto, con la importancia de los líderes. Pero también el trabajo de los que están detrás del escritorio, que hacen que todo pase, contabilidad, tesorería, ventas, administración y marketing”, enumeró, en agradecimiento, Martín.

“Pero me quedaría corto si no reconociera la labor del CICUNC. Cuando empezamos en plena pandemia éramos un poco escépticos, nos costaba, éramos un poco reticentes a las nuevas ideas, pero nos terminamos encontrando con un trabajo impresionante, con el nivel de las mejores agencias de Mendoza, en creatividad y comunicación”, sumó el secretario, destacando la importancia del capital humano de la Universidad.

Luego de la presentación de las marcas, hubo degustaciones encabezadas por referentes de los sectores afines que guiaron para que el público reconociera los dotes de cada producto. También hubo un momento dedicado a la música, con la participación de miembros de la Orquesta de la Universidad.

Historia y detalles de las marcas

Hace 150 años que la UNCUYO produce y enseña a producir vinos con impronta propia. Aún antes de ser la primera universidad pública de Mendoza. Allá por 1870, con el nacimiento de la histórica Quinta Agronómica en los terrenos del actual Centro Cívico de Mendoza, se inició una historia que convirtió a nuestra provincia en pionera en el país en materia de estudios agrícolas.

En la vieja Escuela Nacional de Agricultura, que desde 1874 funcionó en la Quinta, se formaron los primeros enólogos y agrónomos del país. Fueron los que iniciaron la centenaria trayectoria de la hoy Facultad de Ciencias Agrarias, que en 1954 se mudó del Centro Cívico a su actual emplazamiento en Chacras de Coria, donde sus docentes y alumnos continúan produciendo aquellos vinos de calidad, además de aceites de oliva (desde 1942).

Las nuevas marcas y etiquetas de vinos y aceites que la UNCUYO presenta constituyen un homenaje a esos pioneros que hicieron de la bodega de la universidad una de las que mayor historia tiene dentro de la vitivinicultura argentina. Y de su Facultad de Ciencias Agrarias una verdadera escuela de ingenieros agrónomos.

Gran Nerdo, el que dicta cátedra

Este Gran Reserva es el vino tope de gama de la UNCUYO y un homenaje a los primeros profesores. Por eso la etiqueta incluye en forma protagónica a Aarón Pavlovsky, el inmigrante ruso que le dio el impulso inicial a la vitivinicultura de Mendoza en 1884. Fue un precursor de la industria en la zona y un símbolo de aquellos pioneros. El diseño de Gran Nerdo incluye la frase “Cuando  la dedicación por el cultivo se volvió catedra”, en referencia a la unión entre ciencia y academia que representa.

El rostro de Pavlovsky es parte de un collage que incluye imágenes de archivo de la Quinta Agronómica y de su Invernáculo, junto a elementos que representaran las distintas materias que se dictan en Ciencias Agrarias, como la parra, la pinza de podar, las levaduras del vino, el microscopio, etcétera.

Preguntón, el que quiere aprender

“El vino nuevo de la UNCUYO” viene en distintos varietales. Como es un vino joven, su etiqueta se inspira en los estudiantes de Ciencias Agrarias, en su curiosidad y en sus ganas de aprender. La imagen es un alumno de cuya cabeza salen hacia arriba preguntas que luego se transformarán en conocimiento acabado. El diseño tiene tres texturas diferentes, identificada cada una con un color diferente.

18 Nerdos, el que transmite el saber

Es el espumante a base del método champenoise que nace de la bodega de la UNCUYO. El que hacen sus grandes maestros desde hace más de un siglo. La etiqueta homenajea a la primera camada de ingenieros agrónomos de Argentina. Aquellos 18 “nerdos” (de “nerd” o estudioso) que salieron de la UNCUYO. Su recuerdo está impreso en distintos elementos que remiten al aula, como el pupitre, el microscopio, los anteojos y el sacacorcho. Junto a ellos aparece la imagen de un alumno con cabeza de cóndor, símbolo de la montaña y de Mendoza.

Oculto, el gran secreto

Además de los vinos, el desarrollo de estas nuevas marcas incluyó a la del aceite de oliva de la UNCUYO. Su nombre se debe a la ubicación de la fábrica, “escondida” en Chacras de Coria. “Entre Almirante y Cacique, busca el viejo molino, donde maestro y aprendiz, comparten camino” rezan las páginas del libro antiguo impreso en la etiqueta, como un acertijo que revela a quienes lo descifran la dirección de la fábrica. Por eso incluye la referencia al molino de la Quinta Agronómica que hoy descansa en su nueva locación en Chacras.

El diseño es una verdadera obra de arte ilustrada que semeja una vieja enciclopedia del siglo XIX. E incluye una recreación del escudo de la UNCUYO con sus signos más representativos: el libro, el cóndor y las montañas, unidos a una rama de olivo que envuelve toda la etiqueta.

Facundo Pauzoca, Pamela Peterle, Yamila Meljim y Sivina Barbanente, del CICUNC

Información y fotos: Prensa UNCuyo

Segundo lugar en ambas selecciones

El blend Clos de Siete, elaborado en Valle de Uco por el equipo liderado por Michel Rolland, obtuvo el reconocimiento de dos revistas internacionales especializadas: Wine Spectator y Wine Enthusiast

Wine Spectator y Wine Enthusiast distinguieron el vino de Michel Rolland

Como sucede todos los años, la revista Wine Spectator dio a conocer los 100 mejores vinos del mundo, que elige según criterios de calidad, precio, disponibilidad y entusiasmo. De los únicos cuatro exponentes argentinos seleccionados,  Clos de los Siete 2018 ocupa el segundo lugar. Kim Marcus describe este blend como “denso y poderoso, con muchas notas arcillosas a los sabores de cereza oscura y ciruela tostada que muestran acentos cremosos. Termina con chocolate amargo al final”.

Por su parte, Wine Enthusiast evaluó 22.000 muestras para su selección anual de los mejores vinos del mundo. En este caso, entre los solo tres vinos argentinos elegidos, Clos de los Siete 2018 repite el segundo puesto.

Michel Rolland, que se encuentra en Mendoza probando las nuevas cosechas de su etiqueta ícono,  comenta: «Nos produce mucha alegría esta noticia, porque no hace sino confirmar aquello que dijimos en el mes de agosto, cuando presentamos esta cosecha a la prensa. Clos de los Siete 2018 es un vino excepcional, que marca una evolución en el gran trabajo del equipo detrás de este ambicioso proyecto que tengo el honor de liderar en Valle de Uco».

«Las sucesivas cosechas 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021 se han destacado por niveles de calidad superlativos y por excelentes condiciones climáticas de esta zona mendocina que auguran años futuros con maravillosos vinos para disfrutar», sostiene.

PARTICIPÓ DE UNA RONDA DE NEGOCIOS VIRTUAL

La Bodega La Regional, de General Alvear, vendió 51 pallets de vinos a mayoristas de Brasil como resultado de la Ronda Virtual que organizó ProMendoza en abril pasado y del uso del hub logístico de Itajai

Información EcoCuyo..25 noviembre, 2021

La Bodega La Regional, de General Alvear, vendió 51 pallets de vinos a mayoristas de Brasil como resultado de la Ronda Virtual que organizó ProMendoza en abril pasado y del uso del hub logístico de Itajai. “Hicimos 45 entrevistas con compradores de distintos segmentos, y hoy podemos anunciar que tenemos cuatro operaciones cerradas a través de Satori Trading”, explicó a EcoCuyo Fabricio Gomila, gerente de ventas de la bodega.

“Hemos vendido 45.900 botellas de La Cátedra, que es nuestro vino entrada de gama, cuyo precio oscila entre 1,25 a 1,45 dólares la unidad. Estamos enviando la primera carga y en los próximos días saldrán tres cargas más, con varietales como malbec, cabernet, cosecha tardía y rosé tardío”.

Leandro Guidarelli, gerente general de la Bodega, comentó a EcoCuyo: “Ha sido muy complejo el ingreso de vinos a Brasil, por los trámites, la legislación vigente tanto en el país vecino como en el nuestro, y el acompañamiento de ProMendoza y de Satori Trading fue fundamental para concretar la exportación. Este es el tipo de Estado que necesitamos, un Estado ágil que a través de organizaciones mixtas como ProMendoza ayude a las empresas a alcanzar sus objetivos”.

Tanto Guidarelli como Gomila se plantearon hace un par de años el desafío de seguir consolidando el mercado interno, pero además lograr ventas en el exterior. Es así que lograron vender 14 contenderos a Ecuador, más algunas experiencias de negocios de China y Perú. Sin embargo, con Brasil, las acciones comerciales podrían ser más constantes, ya que “la idea es tener vinos permanentes en el hub de Itajaí, para atender todas las oportunidades de ventas que se presenten”, explicó Gomila.

ProMendoza hizo una alianza con Satori Trading para tener un hub logístico en Brasil y disponer de una herramienta muy importante para pequeñas y medianas empresas, porque al tener disponibilidad de producto en un mercado, le permite hacer ventas más pequeñas y a la vez más frecuentes y con entrega inmediata.

Un poco de historia

La Regional tiene alrededor de 70 años y actualmente cuenta con 100 socios activos en General Alvear. Elabora vinos y fracciona alrededor de 350 mil litros mensuales en todo tipo de envases: damajuana, tetrabrik y botella.

Posee vinos de todas las gamas. Además del ya mencionado La Cátedra, también elabora un vino de alta gama llamado 50 años, en homenaje a ese importante aniversario de la cooperativa. Con varietales como malbec, cabernet sauvignon y bonarda roble, también chenin, dulce natural y rosé.

En el mercado interno la bodega posee dos etiquetas para damajuana y tetrabrik: Paso Ancho (rosado) y Vinculador (tinto, blanco y rosado).

En botella inicio de gama, las marcas son Duque de Osuna (chenin dulce natural, syrah, malbec y cabernet sauvignon) y Sello Azul, un vino patero elaborado con uvas bonarda, tempranillo y barbera.

Como parte de la consolidación de las ventas en la Argentina, La Regional desarrolló un sistema muy efectivo. Reparte con camiones los pedidos por pallet a domicilio en el interior de Buenos Aires, La Pampa y Córdoba, ofreciendo un servicio diferenciador y atendiendo un nicho de ventas descuidado por los competidores.

Info y foto: EcoCuyo, Mendoza. Noviembre 2021

El Malbec argentino a granel arrasó con los premios del concurso IBWC

La International Bulk Wine Competition se ha convertido en un referente para el mercado del vino a granel, y Argentina este año tuvo los mayores reconocimientos del jurado.

Los Malbec de Argentina resultaron ser los más valorados por los jueces de la International Bulk Wine Competition, el concurso de vinos a granel que se desarrolla en el marco de la feria World Bulk Wine Exhibition en Amsterdam y de la que participaron 15 bodegas asociadas a la Cámara Argentina de Vinos a Granel.

El Malbec obtuvo un total de 10 medallas, 7 de oro y 3 de plata, del total de 40 vinos premiados. Esto representa un 25% de los galardones, lo que marca el gran potencial que tiene la variedad insignia de nuestro país en la modalidad de granel.

La firma Galeano y Antonacci, de Mendoza, y su presentación en Amsterdam

En segundo lugar, aparece Cabernet Sauvignon con 5 medallas (2 de oro y 3 de plata), seguida por Tempranillo con 4, todas de oro. Otras variedades tintas también reconocidas fueron Merlot, Syrah y Bonarda con 2 preseas cada una.

Chardonnay y Sauvignon Blanc resultaron las más ganadoras entre las blancas al llevarse 4 y 3 galardones cada una respectivamente, destacando la medalla de plata que consiguió el Torrontés de Argentina.

Entre todas las variedades nombradas, se llega a un total de 33 medallas de las 40 otorgadas por el concurso internacional. Se presentaron en total 140 muestras de más de una decena de países.

“Claramente se puede interpretar que Argentina tiene una oferta exportable que cubre las variedades de vinos más valoradas y consiguió estar presente y sobresalir con sus Malbec, Cabernet Sauvignon, Bonarda, Merlot y Torrontés. Estamos demostrando que la historia de los vinos a granel de Argentina con sobresaliente calidad recién comienza” dijo José Bartolucci presidente de la Cámara Argentina de Vinos a Granel.

Los ganadores

Un Merlot de Argentina, se alzó con un Gran oro, el premio máximo: el mismo pertenece a Juviar cosecha 2021.

Argentina ganó en total 15 medallas 1 gran oro, 8 oros y 6 de plata. Trece de estos vinos corresponden a empresas asociadas a la Cámara Argentina de Vinos a Granel (CAVG): Kineta (Bonarda), Juviar (Malbec), Lost Valley (Malbec), Clop Wines (Malbec), Araujo (Malbec orgánico), Galeano & Antonacci (Malbec) y Héctor Meli (Malbec); y cinco galardones de plata: Borbore (Malbec), Juviar (Bonarda), Amadeo Marañón (Torrontés) y dos medallas para Wenfor (Cabernet Sauvignon y Malbec).

España tuvo un muy buen desempeño logrando el segundo lugar con un total de 13 preseas, Italia se posicionó en el tercer lugar con 7 medallas (1 Gran Oro, 1 Oro y 5 plata), mientras que cerraron la lista Chile (1 oro y 1 plata), Australia (1 oro), Sudáfrica (1 oro) y Rumania (1 plata).

La IBWC es el único concurso a nivel mundial dedicado a los vinos a granel. Las muestras han sido catadas por un jurado internacional, compuesto por 20 miembros procedentes de 11 países diferentes; reputados compradores internacionales y miembros de la prensa internacional forman parte del mismo. Entre los que merece la pena destacar a Juan Carlos Sancha, Robert Joseph, Felicity Carter, Jean Luc Favarel, Polly Hammon y Silvia Anthonj, entre otros.

Por primera vez llega a Buenos Aires el ciclo Vino el Cine, que desde hace años se desarrolla en bodegas y espacios de la vitivinicultura en Mendoza.

Vino el Cine se desarrollará en Plaza Arenales del barrio de Villa Devoto. Por mal tiempo, se pospuso la fecha inicial del evento para este sábado 27/11, a las 20.

 “Días de Vino” es una iniciativa que da pie para que el ciclo cinematográfico se desarrolle en el Distrito del Vino (Comuna 11) en noviembre El 24 de este mes está declarado como el Día del Vino Argentino y para festejar BA Capital Gastronómica y el Gobierno de Mendoza invitaron a una serie de actividades que incluyen menús especiales, catas de vino y cine al aire libre.

Vino el Cine, la acción enoturística de promoción del vino y de los Caminos del Vino de Bodegas de Argentina y acompañada por Wine in Moderation, llega a la Plaza Arenales con una proyección al aire libre de la película Vino para Robar. Tickets sin costo (capacidad limitada): https://www.entradaweb.com.ar/

Es la primera vez que Bodegas de Argentina lleva esta gran acción de pantalla grande a Buenos Aires, siendo esto, un inicio de más eventos similares que se llevarán a cabo.

En más de 15 restaurantes, bares y vinotecas de la zona se podrán encontrar descuentos, promociones y/o menús “Distrito del Vino”. Para conocer los locales adheridos ingresar a https://bit.ly/MenuDistritodelVino.

“Días de Vino” también cuenta con la participación del Gobierno de Mendoza, el Fondo Vitivinícola, la Asociación Argentina de Sommeliers y la Comuna 11.

El Distrito del Vino, un espacio ubicado entre los barrios de Villa Devoto, La Paternal y Villa del Parque, tiene como objetivo que diferentes referentes del mundo vitivinícola del país se instalen en la Ciudad a través de la apertura de vinotecas, cavas y centros de cata, escuelas del vino, showrooms de venta, capacitaciones y diferentes experiencias gastronómicas.

Las empresas que quieran formar parte serán acompañadas por la Ciudad mediante el pago a cuenta sobre Ingresos Brutos de la inversión inicial entre un 50 a 70% del monto invertido. La creación del Distrito del Vino es una apuesta público-privada y para la Ciudad representa una oportunidad de integrarse con las regiones productoras de vino pasando a ser sede y promotora de uno de los productos emblemáticos y federales del país como lo es el vino argentino como marca nacional.