La asamblea general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) definió el rol del sumiller, del francés sommelier, durante el congreso desarrollado en Mendoza.
Se estableció que el sumiller o sommelier es un profesional del sector vitivinícola y de restaurantes, bares, bodegas y otros agentes de distribución que “recomiendan y sirven bebidas en el ámbito profesional”.
La OIV elaboró un proyecto de resolución final en base a los trabajos del grupos de expertos en el tema “Formación” y recomendó a los estados miembros del organismo asegurar que el profesional que “ejerza en calidad de sumiller” responda a las características enunciadas por el ente.
Se ha considerado para tal fin la “necesidad de definir el papel y las funciones del sumiller expresad por los actores del sector vitivinícola” y la “diversidad de la oferta de productos” del sector y la “importancia de asesorar de manera adecuada a los consumidores”
Al definir al sumiller la OIV indica que el campo de acción se sitúa en el servicio del vino en restaurantes o establecimientos que venden vino y “en el asesoramiento especializado para los actores del mercado del vino y para garantizar la presentación y el servicio adecuado de los productos”. Añade que el sommelier ha seguido un curso que otorga un diploma o certificado conforme con la definición, el papel y las competencias previstas en la resolución.
Cuando la OIV detalla el papel del sumiller indica que este “contribuye en la compra de vinos y otras bebidas en función de la clientela y de la carta gastronómicadel establecimiento.
sommelier.com.ar Participa activamente en la gestión de las existencias, en la composición y la redacción de la carta de vinos,bebidas espirituosas y otras bebidas y aconseja a los clientes los mejores maridajes entre ´comidas y vinos”. Añade: “Tiene la importante función de analizar y comprender el gusto de los clientes, con el fin de aconsejarles y servirles los vinos (u otras bebidas) acompañando los platos más convenientes. Asimismo, el sumiller puede asesorar a los agents de la distribución y tiendas especializadas. Es un profesional que actúa como enlace interactivo entre el productor y el consumidor”.
En cuanto a la competencia del sommelier, la OIV manifesta que “debe tener conocimientos especializados en lo concerniente a los vinos, las bebidas y la gastronomía”. Agrega que debe ser competente en el dominio de la cata, de la gestión, de la comunicación, de la selección y del servicio del vino y otras bebidas y del maridaje con las comidas”

Luis Gregorio
Foto: sommelier.com.ar/Internet

Anuncios